Usuario - - Acceso de usuarios
Jueves - 19.Julio.2018

Incluya su Empresa
Guia de Recomendaciones
Residencias de ancianos
Residencias para la tercera edad en Andalucia Andalucia
Residencias para la tercera edad en Almeria Almeria
Residencias para la tercera edad en Cádiz Cádiz
Residencias para la tercera edad en Córdoba Córdoba
Residencias para la tercera edad en Granada Granada
Residencias para la tercera edad en Huelva Huelva
Residencias para la tercera edad en Jaén Jaén
Residencias para la tercera edad en Málaga Málaga
Residencias para la tercera edad en Sevilla Sevilla
Residencias para la tercera edad en Aragón Aragón
Residencias para la tercera edad en Huesca Huesca
Residencias para la tercera edad en Teruel Teruel
Residencias para la tercera edad en Zaragoza Zaragoza
Residencias para la tercera edad en Asturias Asturias
Residencias para la tercera edad en Cantabria Cantabria
Residencias para la tercera edad en Santander Santander
Residencias para la tercera edad en Cataluña Cataluña
Residencias para la tercera edad en Barcelona Barcelona
Residencias para la tercera edad en Girona Girona
Residencias para la tercera edad en Lérida Lérida
Residencias para la tercera edad en Tarragona Tarragona
Residencias para la tercera edad en Castilla-La Mancha Castilla-La Mancha
Residencias para la tercera edad en Albacete Albacete
Residencias para la tercera edad en Ciudad Real Ciudad Real
Residencias para la tercera edad en Cuenca Cuenca
Residencias para la tercera edad en Guadalajara Guadalajara
Residencias para la tercera edad en Toledo Toledo
Residencias para la tercera edad en Castilla-León Castilla-León
Residencias para la tercera edad en Ávila Ávila
Residencias para la tercera edad en Burgos Burgos
Residencias para la tercera edad en León León
Residencias para la tercera edad en Palencia Palencia
Residencias para la tercera edad en Salamanca Salamanca
Residencias para la tercera edad en Segovia Segovia
Residencias para la tercera edad en Soria Soria
Residencias para la tercera edad en Valladolid Valladolid
Residencias para la tercera edad en Zamora Zamora
Residencias para la tercera edad en Ceuta Ceuta
Comunidad Valenciana Residencias para la tercera edad en Comunidad Valenciana Comunidad Valenciana
Residencias para la tercera edad en Alicante Alicante
Residencias para la tercera edad en Castellón de la Plana Castellón
Residencias para la tercera edad en Valencia Valencia
Residencias para la tercera edad en Extremadura Extremadura
Residencias para la tercera edad en Badajoz Badajoz
Residencias para la tercera edad en Caceres Caceres
Residencias para la tercera edad en Galicia Galicia
Residencias para la tercera edad en La Coruña La Coruña
Residencias para la tercera edad en Lugo Lugo
Residencias para la tercera edad en Ourense Ourense
Residencias para la tercera edad en Pontevedra Vigo Pontevedra
Residencias para la tercera edad en Baleares Baleares
Residencias para la tercera edad en Islas Canarias Islas Canarias
Residencias para la tercera edad en Las Palmas de Gran Canaria Palmas de Gran Canaria
Residencias para la tercera edad en Santa Cruz de Tenerife Santa Cruz de Tenerife
Residencias para la tercera edad en La Rioja La Rioja
Residencias para la tercera edad en Logroño Logroño
Residencias para la tercera edad en Madrid Madrid
Residencias para la tercera edad en Melilla Melilla
Residencias para la tercera edad en Murcia Murcia
Residencias para la tercera edad en Navarra Navarra
Residencias para la tercera edad en Pamplona Pamplona
Residencias para la tercera edad en Pais Vasco Pais Vasco
Residencias para la tercera edad en Álava Vitoria Álava
Residencias para la tercera edad en Guipúzcoa San Sebastián Guipúzcoa San Sebastián
Residencias para la tercera edad en Vizcaya Bilbao Vizcaya
Intercambio de Enlaces
Publicidad para empresas

Cartuchos Tons - ILATINA

Residencias geriátricas en España

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
En los últimos años, el negocio de la asistencia socio-sanitaria dirigida a los ancianos, tales como las residencias geriátricas y centros de día,  ha crecido notoriamente debido a la creciente demanda existente de este tipo de servicios. Asimismo en la actualidad, debido a la crisis financiera que atraviesa la economía española, el mercado de las residencias geriátricas experimenta también una fuerte competencia y rivalidad de precios, ya que si bien la demanda y la necesidad social de este tipo de instituciones sigue creciendo, la posibilidad de las familias de solventar este gasto en su economía y presupuesto mensual disminuye.

Existe gran variedad de residencias geriátricas en toda España, algunas más complejas y con mayor oferta de servicios y otras más simples, de ahí que los precios varían de acuerdo al nivel que ofrece cada negocio de este tipo.

Algunas de las miles residencias geriátricas que podemos encontrar en España son:

-Grupo Ballesol, ofrece servicios residenciales y asistenciales en sus diversas sucursales
ubicadas en Madrid, Salamanca, Valencia, Murcia, Barcelona, Zaragoza, entre otras provincias.

- Geriátrico Espartinas , residencia ubicada en Sevilla.

- Grupo geriátrico Miraflores, en Madrid.

-La Cibeles, residencia cinco estrellas situada en Villamayor, Salamanca.

-Entre álamos, centro residencial, ubicado en Artafe, Granada.

-Clínica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, residencia y centro de diagnóstico por imágenes, situado en Las Palmas de Gran Canaria (Las Palmas).

-Grupo Euskoges, brindan servicio asistencial desde las residencias Barrika Barri y Kirikiño, ubicadas en Bilbao.

-Mapfre, residencia geriátrica de Madrid.

-Las mimosas, residencia y centro de día, ubicada en Urrea de Jalón, Zaragoza.

-Abadía Residencia con todos los servicios, situada en Madrid.

-Bastón de Oro, grupo de residencias de Barcelona.

-Metroces, empresa que gestiona centros para la tercera edad, cuenta con residencias en Zaragoza, Lleida, Madrid y Vitoria.

Esta demanda social se debe a diversos factores no solo socio-económicos sino también de índole cultural. Estos parámetros son condicionantes de la atmósfera que se desarrolla en torno al bienestar de las personas mayores. Cuando el ámbito familiar no alcanza para su total bienestar, entran en juego las residencias geriátricas.


Compártelo:
meneame digg delicious technorati google bookmarks yahoo blinklist twitter Facebook Facebook
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
ir arriba
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 4000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
anónimo dijo...
*** g93 8/8 págs. 18-21 Sepa envejecer ***
Sepa envejecer
LA HISTORIA real de un hombre de edad avanzada de Oriente Medio que pasó por muchas dificultades y desastres, concluye asegurando que murió “viejo y satisfecho de días”. Había llegado a vivir más de 140 años. (Job 42:16, 17.)
Otro hombre de Oriente Medio vivió hasta la sorprendente edad de 175 años. El relato dice que “expiró y murió en buena vejez, viejo y satisfecho”. Sí, disfrutar de una vida agradable hasta la vejez es posible. (Génesis 25:7, 8.)
A una edad que nosotros consideraríamos muy avanzada, uno de estos hombres dejó voluntariamente un cómodo hogar en su ciudad y se mudó con toda su familia a otro país. La primera etapa del viaje fue de 970 kilómetros, y la hizo sin la ayuda de medios de transporte modernos. El otro hombre tuvo problemas de salud muy graves; en ambos casos tuvieron que criar hijos a una edad avanzada.
Uno de ellos vivió la invasión de parte de la tierra donde moraba por una coalición de cuatro reyes. Tuvo que formar una fuerza de 300 hombres para salir en persecución de esos reyes y rescatar a un querido familiar suyo. Algún tiempo después contempló la destrucción de origen divino de dos ciudades prósperas. Además, dos veces soportó que reyes poderosos le arrebataran por un tiempo a su bella esposa.
Estos dos hombres mayores, Job y Abrahán, triunfaron en todas estas situaciones angustiosas y, además, vivieron hasta llegar a estar ‘viejos y satisfechos’. ¿Cuál fue su secreto?
Problemas actuales de la edad avanzada
¿Son diferentes los problemas de la gente mayor hoy de los que tenían en otros tiempos? ¿No pierden también algunos en la actualidad sus posesiones y hasta sus medios de mantenimiento?
Algunas personas mayores pierden sus hogares y se ven obligadas a mudarse a ambientes extraños para ellas. La muerte les arrebata a su cónyuge, a sus familiares cercanos y a los amigos. La mala salud se convierte en uno de sus peores enemigos. Desgraciadamente, algunos hijos abandonan a sus padres, retirándoles su apoyo y dejando que se las arreglen como puedan.
No hace falta seguir repitiendo tales problemas, pues son suficientemente conocidos. Pero es de sabios buscar las soluciones.
Cómo ver la vejez
Puede que haya personas que deban corregir su modo de ver la vejez, pues tal vez ahí esté la raíz de su infelicidad. Por ejemplo, hay personas mayores que insisten en vivir solas incluso cuando ya no pueden valerse por sí mismas. Cierta mujer con impedimentos físicos que vivía sola en una casa muy grande, colocó un cartel en la puerta que decía: “Prohibida la entrada”. Creía que todos querían su dinero o su propiedad; desconfiaba de todo el mundo.
Una persona así no sabe envejecer. ¡Qué situación tan triste! Es cierto que no se puede confiar en toda persona. Sin embargo, qué sabio es reconocer que sí hay personas en quienes se puede confiar, y aceptar la amistad y apoyo de los que de verdad tratan de ayudarnos.
Algunas personas de edad piensan que ya han vivido suficiente. Lo cierto es que siguen vivos, y les sería provechoso mantener su mente activa y usar completamente sus facultades mentales. Aprender cosas nuevas aún está al alcance de sus posibilidades, aunque les tome más tiempo que cuando eran jóvenes.
La tercera edad es única
Unas instrucciones sobre geriatría redactadas en un centro de formación profesional dicen que las personas mayores necesitan sentirse independientes tanto en sentido físico como mental. Tienen que sentirse amadas y necesitadas, percibir que son útiles y que pueden hacer las cosas por sí mismas. Además, esas instrucciones añaden que los mayores necesitan sentir que son parte de una familia y de un núcleo de amigos, y que tener compañerismo religioso les beneficiaría.
¿Cuál es, entonces, la mejor actitud que pueden adoptar las personas de edad avanzada? Ayudará mucho ver las cosas con optimismo. A los 90 años de edad, la madre de un ex presidente de Estados Unidos al parecer consideraba la tercera edad como un nuevo capítulo en la vida. En sus memorias escribió: “No hay que temer a la tercera edad [...]. Puede ser enriquecedora y satisfaciente [...]. La calidad de nuestra vejez estará determinada por la forma que hayamos dado a las etapas precedentes”. Esta disposición dará más sentido y significado a nuestra vejez.
De ahí que las instrucciones sobre geriatría citadas con anterioridad indicaran que los ancianos felices son los que consiguen instruirse al interesarse en actividades nuevas y absorbentes, aprender y practicar diferentes aficiones, disfrutar de experiencias y amistades significativas, y aprender a apreciar la vida y a vivir según sus posibilidades físicas.
¿Y cómo hacer frente a los inevitables problemas de la vida? El libro On Growing Old (Cómo hacerse mayor) dice: “No hace falta decir que si un hombre tiene valores más elevados, y en especial la fuerza que emana de ser creyente, estará en mejor posición de seguir adelante [...]. La gente mayor debería fortalecer sobre todo su religiosidad”.
Hay personas que anteponen a todo su afán de vivir una vida activa. Una encanecida mujer de 61 años dio rienda suelta a su pasión por las motocicletas de gran cilindrada, uniéndose a un club de motoristas para personas mayores de 40 años. Por supuesto, ¡Despertad! no recomienda el uso de motocicletas a personas de edad avanzada.
Cierto matrimonio mayor tenía este lema: “No te dejes entristecer por tu edad y no le vuelvas la espalda a la vida cuando te jubiles”. En conformidad con su lema, en 1980 la pareja se fue desde Los Ángeles hasta Nueva York en bicicleta. Durante los cuatro años que siguieron a su jubilación, en 1976, este hombre, de 69 años, y su esposa, de 64, recorrieron en bicicleta más de 25.000 kilómetros a través de Canadá, Estados Unidos, Noruega, Bélgica, los Países Bajos, Alemania, Francia y Gran Bretaña. Como ya hemos dicho, con este ejemplo no pretendemos recomendar que uno llene su vida con ocupaciones similares, pues le quedaría muy poco tiempo, o tal vez nada, para aprender la verdad acerca de Dios y adorarle. No obstante, este ejemplo demuestra que algunas personas mayores tienen una gran capacidad de vivir.
La actividad productiva y el hacer cosas para el bien de otros pueden contribuir a que la vejez transcurra plácidamente. En Canadá, un grupo de obreros jubilados, algunos mayores de 70 años, siguieron desempeñando sus oficios, ofreciéndose para hacer reparaciones a bajo precio a pensionistas del área metropolitana de Vancouver. Respecto al efecto que este trabajo tenía en los propios obreros, cierto hombre comentó: “Es una buena terapia. Les mantiene activos”. Un reportaje publicado en la prensa dijo: “No están acabados, solo jubilados”. Estos trabajadores pensaban que pasarse el resto de la vida viendo televisión era para los que estuviesen muy cansados.
El papel del aprecio
También entra en juego el aprecio a la vida. Un anciano muy activo de 87 años de edad de la Columbia Británica (Canadá) siempre mostró mucho aprecio por el hecho de estar vivo. Su lema para saber envejecer era: “Mantén la mente activa y joven el corazón. No vivas la vida deprisa”. En realidad, nunca se preparó de antemano para la vejez; sencillamente se mantuvo ocupado trabajando al aire libre cuidando sus árboles frutales. Para adaptarse a las nuevas circunstancias, mantuvo siempre un gran interés en otros y procuró estar al día con los acontecimientos del momento.
Aunque el papel de las personas mayores en la familia y en la sociedad cambie, no hay razón para que pierdan interés por la vida o caigan en una grave depresión mental. Si los parientes y amigos se ofrecen para ayudar en esas ocasiones, pueden hacerles mucho bien, pues así los mayores pueden compartir sus experiencias pasadas y sus gustos. Una persona mayor que vive sola en la provincia de Columbia Británica (Canadá) comentó: “Las personas mayores que son desatendidas por su familia tienen la tendencia a anclarse en el pasado, y eso no es bueno”. Este hombre aprecia a su extensa familia y el empeño que esta ha mostrado por mantenerse en contacto con él. “El teléfono —dice— es un instrumento maravilloso para la gente mayor.”
Un hombre que tuvo que jubilarse anticipadamente a causa de graves problemas cardíacos comentó acerca del peligro de anclarse en el pasado. Había tenido una vida muy activa administrando un negocio próspero y manteniéndose ocupado como anciano de una congregación de los testigos de Jehová. ¿Vivía lamentándose por lo que ya no podía hacer? “No —dice—, en absoluto. Estoy satisfecho porque hice cuanto pude. Senté la base para que otros edificaran.”
Con el paso de los años, la relación con sus hijas casadas y las familias de estas se ha convertido, como él dice, “en una unión más estrecha”. Él y su esposa aprecian a sus seres queridos, y han aprendido a dejar a sus hijos adultos tomar las decisiones familiares que les corresponden. De otro modo, solo habría roces e infelicidad, además de las consabidas tensiones entre familiares políticos.
¡Cuánto gozo se pierde si no se aprecia el papel de los abuelos en la familia! Y, sin embargo, cuánto gusto da oír a un nieto decir lo que oyó este hombre al terminar una larga estancia en el hospital: “¡Abuelito! ¿Dónde has estado? ¡Te hemos echado de menos!”.
Debido a que el egoísmo y la falta de cariño natural son características muy destacadas del mundo de hoy, no todas las personas mayores o enfermas reciben el apoyo moral y físico que tanto necesitan para afrontar los problemas con serenidad. La supervisora de un centro canadiense para el cuidado de personas mayores o enfermas evaluó la situación en los siguientes términos: “Muchos de estos ancianos dejan un hogar encantador para venir aquí, donde solo tienen una cama y un armario. A su muerte, no queda más que una pequeña caja con todas sus pertenencias en este mundo. Es una experiencia traumatizante”. De todos modos, en determinados casos puede que estos centros sean la única respuesta para algunas familias que buscan un lugar donde se cuide a sus seres queridos de edad avanzada.
Sepa encarar el futuro
De la misma manera que se controlan hoy día otros problemas de salud, según ciertos pronosticadores, llegará el tiempo en que con una simple receta se podrá combatir el envejecimiento. Pero, ¿proporcionan tales predicciones fantásticas de hombres imperfectos una esperanza real y alentadora a alguien cuya expectativa de vida es de unos “setenta” u “ochenta años”? (Salmo 90:10.)
Miles de personas mayores han hallado una esperanza vivificadora en la Palabra de Dios, la Biblia. Ahora confían en las promesas seguras del “Anciano de Días”, Jehová Dios. (Daniel 7:9, 13.) Una de ellas dice que la carne de las personas mayores se hará “más fresca que en la juventud”, y que volverán “a los días de su vigor juvenil”. (Job 33:25.) Incluso los que duermen en la muerte serán levantados para vivir así en el justo nuevo mundo de Dios, que pronto reemplazará a este sistema de cosas que no satisface a nadie. (Hechos 24:15; 2 Pedro 3:13.) Fue esta esperanza sólida la que permitió a Abrahán y a Job terminar sus días ‘viejos y satisfechos’.
No cabe duda de que vivir ahora en conformidad con estos valores que llenan el corazón es como invertir para el futuro. Además, con una familia y amigos que le apoyen, así como con actividades convenientes, una persona mayor puede disfrutar de una buena vejez. Pero, ante todo, una estrecha relación con Aquel que promete libertad del envejecimiento y la muerte hará posible saber envejecer. En efecto, los que tengan el favor de Dios “seguirán medrando durante la canicie”. (Salmo 92:14.)
anónimo - [24/03/2015 23:33:25] - ip registrada
ir arriba
CONTENIDOS RELACIONADOS
  •  
    Enfermeras y vejez
    Las enfermeras forman parte del personal altamente especializado en ocuparse de la atención cotidiana de aquellos individuos que se encuentran transitando la última etapa de la vida. Tienen como función contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de los longevos, velando por brindar todas las condiciones que resulten necesarias para que el “viejo” pueda desenvolverse lo más placenteramente posible.

    Los que se dedican a esta profesión, desarrollan una capacidad inigualable de empatia para con los individuos de edad avanzada, son ellos quienes se ocupan de que puedan incrementar el cúmulo de conocimientos, las habilidades y la motivación de la
    Persona, es decir, brindan las herramientas necesarias para que sean capaces de aceptar los cambios físicos y psicosociales que aparecen durante el proceso de envejecimiento, ya que forma parte del transcurso natural de la vida.

    Los enfermeros se encargan de verificar todos los aspectos a tener en cuenta con los longevos a fin de poder realizar una planificación y administración adecuada de los tratamientos y talleres. Realizan además una permanente evaluación de la eficacia de los cuidados dispensados. Llevan adelante un trabajo guiado por objetivos a corto plazo, donde sea palpable observar los beneficios logrados, pero lo más importante es que no solo aspiran a que el personal capacitado y cognoscente verifique los logros sino que la persona misma pueda vivirlos, comprenderlos y evaluarlos.

    Estos posesiónales deben además poseer una gran fortaleza, en cuanto a carácter, porque el trato cotidiano con estas personas “vulnerables” suele provocar un gran apego, y afectar a largo plazo al personal, por supuesto que al tratarse de seres humanos es muy difícil y hasta imposible mantener una distancia emocional, pero es un aspecto a tener en cuenta.

    El objetivo primordial es que la vejez pueda vivirse de un modo diferente, y los auxiliares de la salud, consideran y fomentan el lema de que en la vejez también se produce un crecimiento y una maduración.

  •  
    Residencias de ancianos por tiempo limitado
    En la actualidad existen muchas familias que tienen la posibilidad de ser quienes se ocupan del cuidado de los ancianos, ya que pueden acomodar los horarios o porque cuentan con una persona en la casa que no trabaja y puede acompañar durante todo el día al individuo que transita el periodo de la vejez. Sin embargo, puede presentarse un verdadero inconveniente si la familia tiene o desea realizar un viaje, ya que, no sabe donde y con quien dejar al anciano. Por lo general evitan llevarlo con ellos, ya que los inhabilita para realizar actividades varias y además porque las vacaciones representan una buena oportunidad para relajarse, distraerse, no estar pendiente de nada ni nadie.

     El grupo familiar necesita contar con un lugar para poder alojar al longevo por un corto tiempo, dos semanas, un mes por ejemplo. Claramente puede inferirse que este tipo de familias no quieren que el integrante este durante todo el año a cargo de otros, desean ocuparse ellos mismos hasta que sea verdaderamente inevitable.

    Las residencias de ancianos es considerada una buena alternativa ante estos inconvenientes, ya que son lugares seguros, a cargo de especialistas, donde ofrecen la garantía de que la persona va a ser muy bien cuidada. Pero lamentablemente en la actualidad no es viable, ya que estos servicios están muy saturados, y si cuentan con alguna plaza disponible, dan prioridad a aquellos que tendrán una mayor perdurabilidad en el lugar.

    Es menester considerar que el grupo tutor, el encargado de dispensar los cuidados necesarios para que el longevo este en buenas condiciones, desarrolla todo tipo de actividades, entre ellas cuidado, atención, compañía, lo que demanda gran parte del tiempo durante el día, pudiendo provocar un gran desgaste de energía, ya que, los ancianos requieren de una permanente atención. Por eso, es indispensable que el estado se ocupe de brindar alternativas para poder ofrecer una solución para estos problemas, porque de este modo esta garantizando el bienestar mental, social y biológico, no solo del anciano sino de todo el grupo familiar.

  •  
    Geriátricos
    Los geriatricos están destinados a una población muy heterogénea, es importante mencionar que no se ocupa solo de cuidar a personas enfermas. Estos servicios se encargan de brindar atención a personas ancianas sanas, personas ancianas frágiles y a los pacientes geriátricos.

    Las personas ancianas sanas tienen un alto grado de independencia y autonomía, es decir, pueden por medios propios ser capaces de satisfacer sus necesidades básicas, por supuesto con las limitaciones propias  de la edad. Sin embargo estando al cuidado de profesionales pueden beneficiarse con una mayor prevención y promoción de su salud, ya que se les enseña y se los motiva para que desarrollen hábitos de vida saludable, lo que les permite atravesar esta etapa de cambios de manera adecuada, es decir, que puedan ir asimilando y adaptándose a los cambios que se vayan produciendo durante el envejecimiento.

    Las personas ancianas frágiles, son aquellas que se encuentran con un alto nivel de dependencia, ya sea por poseer una edad muy avanzada, por factores de tipo social o por graves y prominentes problemas de salud. Los individuos que están dentro de este grupo deben ser tratados con sumo cuidado, se debe evaluar que tipo de tratamiento es el mas adecuado, a modo de prevenir futuras complicaciones, reduciendo al mínimo aquellos factores que los debilitan.

    Finalizamos con los pacientes geriátricos, estos son incapaces de realizar muchas de las actividades que forman parte de su vida cotidiana, ya que padecen de enfermedades que los inhabilitan. Lo que se trabaja con estos ancianos es recuperar algunas de las funciones o capacidades perdidas, para que en forma paulatina puedan realizar alguna actividad por si solos, se trabaja la motivación y en forma constante se lo acompaña en su padecimiento, porque de este modo suelen sentirme mas aliviados y seguros, además reduce su tristeza y sensación de soledad.

    Siempre los profesionales van a hacer fundamental hincapié, independientemente al grupo que pertenezcan, en que el sujeto logre el mayor grado de independencia posible, teniendo en cuenta su estado mental, biológico y social.

  •  
    Cómo afecta la crisis económica a las residencias de ancianos
     Las residencias de ancianos representan una buena oportunidad para aquellas familias que tienen un integrante atravesando la tercera edad, estos suelen requerir de muchos cuidados, de atención especializada y acompañamiento durante gran parte del día, lo que sin lugar a dudas depende del estado de salud física y psicológica en el cual se encuentre el anciano.

    Antes la familia se encargaba de dispensar todos los cuidados que los “abuelos” pudieran necesitar, pero con los cambios que se han efectuado en los últimos tiempos se han ido relegando estas funciones. La mujer ya no se queda en la casa sino que también debe salir a trabajar, las familias son menos numerosas, un gran porcentaje son monoparentales, las jornadas laborales son extensivas, muchas veces hasta tienen dos trabajos, aspectos estos que interfieren en la posibilidad de hacerse cargo de un anciano.

    Sin embargo, actualmente mantener la cuota de la residencia de ancianos puede ser muy difícil, ya que, la presente década esta atravesada por una crisis económica a nivel mundial.

    Las familias prefieren acomodarse y buscar otras alternativas para que el anciano se mantenga en el núcleo familiar, ya que, el dinero que estaría destinado a la residencia debe ser utilizado para satisfacer necesidades básicas como el alimento diario y los impuestos. Porque muchas familias se han quedado sin empleo y los sueldos son muy básicos, debido a lo cual llegan a fin de mes con lo justo.

    Las residencias han notado una reducción muy notable de la demanda, hasta alcanzar el 25%. Por lo general, la población que se encuentra en la residencia permanece pero no se producen nuevos ingresos. Como consecuencia estos servicios han tenido que reducir personal, y abaratar los costos, tratando en la medida de lo posible de no disminuir la calidad de los servicios brindados, lo cual… se convierte en una gran hazaña.
    Muchos ansíanos aspiran a una ayuda del estado, lo que suele demorar bastante tiempo, ya que se esta presentando una gran demanda de este tipo, además las ayudas publicas están paradas porque evidentemente no hay dinero para solventarlas.

    A partir de lo previamente desarrollado se puede evidenciar que los “viejos” están pagando un precio muy alto, no pudiendo vivir su última etapa de manera tranquila y confortable.

  •  
    La Ley de Dependencia y su utilidad - parte 2 -
    La ley de dependencia esta destinada a personas en situación de inferioridad y a sus familias. Esta ley establece el financiamiento de aquellos servicios que necesitan las personas que no pueden cuidarse por si solas, ya sea por una enfermedad o accidente que le haya provocado invalidez, o bien, por haber llegado a la vejez.

    Esta ley fue aprobada en el año 2006. Establece que la Administración General del Estado debe brindar protección, bienestar y azoramiento para aquellos que se encuentran en situaciones de desventaja. Incumbe a grandes dependientes, los cuales necesitan de una atención permanente; dependientes graves,  estos requieren de una ayuda durante dos o tres oportunidades al día y por ultimo, los dependientes moderados, necesitan atención solo en un momento del día.

    Este innovador sistema trabaja con la colaboración y participación de diversas administraciones, para poder optimizar todos los recursos públicos y privados que se encuentren disponibles.

    Se basa en los principios de universalidad, equidad y accesibilidad, proclama un modelo de atención integral al ciudadano. La idea básicamente es poder dar un servicio que le permita a la persona desarrollar nuevos recursos para afrontar las actividades básicas de la vida diaria, mejorar su calidad de vida, en definitiva, el logro de cierta autonomía personal. De esta manera, la persona no queda excluida del sistema social, se le esta brindado una oportunidad de desarrollo y crecimiento bajo ciertas condiciones particulares, adaptadas a la problemática que padezca la persona en cuestión. Se realiza un trabajo fundamentalmente interdisciplinario, porque se aborda a la persona desde todos los aspectos, psicológico, medico y social.

    Las prestaciones que puede brindar son de dos tipos: 1) servicios, tales como: ayuda a domicilio, servicio de centro de día y de noche, servicio de atención residencial 2) económicas: vinculadas al servicio, cuidados en el núcleo familiar o asistencia personal.

  •  
    Aretxabaleta
    Aretxabaleta es un municipio de Guipúzcoa, cercano a la frontera con Álava y Bizkaia. Se encuentra a orillas del río Deba, en el valle de Leniz. Cuenta con una población de 6.096 habitantes y su altitud es de 511m.

    Allí se encuentra una residencia de ancianos que justamente lleva el nombre de la localidad. Esta residencia posee todas aquellas peculiaridades importantes que hacen a un espacio lleno de confort. Fundamentalmente cuenta con espacios bien aireados, silenciosos e iluminados, con salida a ámbitos verdes donde abunde la naturaleza. Tiene una capacidad para 170 personas. La estructura edilicia está constituida por cuatro pisos, los cuales representaran tres módulos disímiles, ya que, lo que se busca es brindar las condiciones necesarias teniendo en cuenta los distintos grados de dependencia del residente. Además, estará rodeada de un inmenso jardín que lo embellezca. La planta baja estará destinada para el centro de día, la cual contara con una entrada independiente, como así también con una extensa sala de visitas y la zona para la realización de las actividades en común, por ejemplo la capilla, el área de rehabilitación y fisioterapia, la cocina, entre otros. El resto de los pisos estarán destinados para las habitaciones, el total de las mismas es de 105, compuestas en dobles e individuales.

    El establecimiento tendrá servicios de podología, peluquería, ordenadores y biblioteca. Claramente se puede evidenciar, a partir de lo previamente mencionado, que la presente residencia busca brindar todos los servicios necesarios para que los usuarios puedan acceder a todo aquello que pudieran llegar necesitar, sin tener que salir fuera de la residencia.
    Es sabido que los ancianos en esta etapa de la vida necesitan vivir en un espacio tranquilo, y alejado de cualquier peligro. Y básicamente esto es lo que busca brindar esta residencia, que a la hora de su creación se pregunto ¿cuáles son las características que debe tener una residencia para la tercera edad? Definitivamente ha respondido acertadamente.



ir arriba


Novedades
Residencia La Natividad
Residencia de ancianos municipal Huesca
Centro gerontológico Verger Senior
Anneke Residence
Los Jardines de Clara
Residencia de 3ª edad Villa de Altea - Les Boqueres
Residencia de ancianos Fundación Betanien
Residencia 3ª edad Mediterráneo
Residencia Videsalud I y II
Centro residencial Savia La Nucia
Lo + visto
Salud e Higiene en residencias de ancianos
Residencias geriátricas en España
Cómo afecta la crisis económica a las residencias de ancianos
Geriátricos
Junta Comunidades Castilla-la Mancha Consejeria Bienestar Social Residenci (Guadalajara)
La importancia de la atención psicológica en las residencias de ancianos
Cómo afecta la crisis económica a las residencias de ancianos
Junta Extremadura R.a.m. Felipe Trigo Residencia Club Ancianos (Villanueva Serena)
Esparcimiento y animación socio-cultural en residencias de ancianos
Mascotas en las residencias de ancianos
Nube de etiquetas
residencia de anciano
v02.15:0.12
GestionMax
novedades   política privacidad   buscador   mapa web   
Produce ilatina software, s.l. - NIF.B-24.284.622 - Desarrolla Productos web, s.l. - iLatina
Ilatina Softwares S.L. - residencias-de-ancianos.es/